Travieso Evans Arria Rengel & Paz

Noticias

Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos

En Gaceta Oficial No. 6.126 Extraordinario de fecha 19 de febrero de 2014, se publicó el Decreto No. 798, mediante el cual se dicta el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos (en lo sucesivo, el “Decreto”), el cual tiene como objeto regular los términos y condiciones en que los Organismos con competencia en el régimen de administración de divisas ejercen las atribuciones que les han sido conferidas; así como los parámetros fundamentales para la participación de los particulares y entes públicos en la adquisición de divisas y los supuestos que constituyen ilícitos en esta materia.

 

El Decreto establece que el Centro Nacional de Comercio Exterior (“CENCOEX”) fiscalizará y asignará, a través de los mecanismos que administra, las divisas destinadas a cubrir los gastos de los poderes públicos y a satisfacer las necesidades esenciales de la sociedad (bienes y servicios declarados como de primera necesidad).

 

Además de los mecanismos administrados por CENCOEX, el Decreto establece que las personas naturales o jurídicas demandantes de divisas podrán adquirirlas a través de transacciones en moneda extranjera ofertadas por (i) personas naturales y jurídicas del sector privado; (ii) Petróleos de Venezuela S.A., y; (iii) el Banco Central de Venezuela “BCV”. Dichas transacciones se realizarán en los términos dispuestos en los Convenios Cambiarios que se dicten al efecto entre el BCV y el Ejecutivo Nacional, así como conforme a las regulaciones que en su desarrollo establezcan los términos, requisitos y condiciones, que rigen la participación en dicho mercado, y la normativa prudencial que dicte la Superintendencia Competente en materia bancaria y de valores.

 

El Decreto establece la obligación de declarar la importación y exportación de divisas cuando el monto exceda de US$10.000. Igualmente las exportaciones de bienes y servicios que excedan US$10.000 deben ser declaradas al BCV, informando las características de cada operación.

 

En el Decreto se establecen como ilícitos cambiarios (i) la adquisición de divisas mediante engaño, (ii) la utilización de divisas para fines distintos de los que motivaron la solicitud, (iii) la obtención de divisas violando los procedimientos correspondientes y (iv) el incumplimiento de la obligación de reintegro al BCV de divisas obtenidas lícitamente dentro del lapso de quince (15) días siguientes a la fecha en que quede firme la orden de reintegro.

 

El Decreto señala dentro de su régimen sancionatorio que aquellos sujetos que incumplan la obligación de exhibir en su respectivo establecimiento un anuncio visible al público indicando cuáles de los bienes y servicios ofertados en ese comercio fueron adquiridos con divisas autorizadas por el CENCOEX, serán sancionados con multas de entre 200 UT y 5.000 UT.

 

Igualmente, como parte del régimen sancionatorio, se prevé la posibilidad de suspender al supuesto infractor del Registro de Usuarios del Sistema de Administración de Divisas.

 

También se sancionará con multa del doble, al equivalente en bolívares, del monto de la operación, a las personas jurídicas, cuando en su representación, los gerentes, administradores, directores o dependientes, valiéndose de los recursos de la sociedad o por decisión de sus órganos directivos incurrieren en algunos de los ilícitos previstos en el Decreto.

 

El Decreto deroga el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Contra Ilícitos Cambiarios, publicado en Gaceta Oficial No. 6.117 Extraordinario, de fecha 04 de diciembre de 2013. Quedan igualmente derogadas todas aquellas disposiciones normativas que contravengan lo establecido en el Decreto.

 

A partir de la entrada en vigencia del Decreto se ordena la supresión de la Comisión de Administración de Divisas (“CADIVI”) y se ordena su liquidación.

 

El Decreto eliminó la prohibición de hacer ofertas de bienes y servicios en divisas, contenida en la derogada Ley Contra Ilícitos Cambiarios. 

 

El Decreto entró en vigencia a partir de su publicación en Gaceta Oficial.

 

Para tener acceso al Decreto, haga clic aquí.

 

“NOTA: ESTA INFORMACIÓN NO DEBE INTERPRETARSE COMO UNA ASESORÍA LEGAL EN  ASUNTO ESPECÍFICO ALGUNO Y SU CONTENIDO TIENE EL FIN DE SERVIR COMO UN AVISO GERENCIAL EN CUANTO A LOS SUCESOS ACTUALES EN  VENEZUELA. CUALQUIER  PREGUNTA LEGAL RELACIONADA CON LA POSIBLE APLICACIÓN DE UNA NUEVA LEGISLACIÓN O  DE UNA LEGISLACIÓN PROPUESTA A UN ASUNTO ESPECÍFICO  DEBE DIRIGIRSE A TRAVIESO EVANS ARRIA RENGEL & PAZ.”