Travieso Evans Arria Rengel & Paz

Noticias

Ley de Impuesto al Valor Agregado

En la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 6.152 del 18 de noviembre de 2014, quedó publicado el Decreto No. 1.435 de fecha 17 de noviembre de 2014, mediante el cual el Presidente de la República dictó el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reforma de la Ley que Establece el Impuesto al Valor Agregado (el “Decreto-Ley”), mediante el cual se modificó la Ley de Impuesto al Valor Agregado, publicada en la Gaceta Oficial No. 38.632 del 26 de febrero de 2007.

 

Entre los cambios más relevantes, el Decreto-Ley establece las siguientes modificaciones:

 

  1. La alícuota impositiva general aplicable a la base imponible correspondiente podrá ser modificada por el Ejecutivo Nacional y estará comprendida entre un límite mínimo de 8% y un máximo de 16,5%. El Ejecutivo Nacional podrá establecer alícuotas distintas para determinados bienes y servicios, pero las mismas no podrá exceder de los límites señalados.

  2. Se aplicará una alícuota adicional que podrá ser modificada por el Ejecutivo Nacional y estará comprendida entre un límite mínimo de 15% y máximo del 20% de los bienes y prestaciones de servicios de consumo suntuario descritos en el Decreto-Ley.

  3. Las actividades definidas como hechos imponibles del Impuesto al Valor Agregado (“IVA”) que generen débito fiscal o se encuentren sujetas a la alícuota impositiva cero, tendrán derecho a la deducción de los créditos fiscales soportados por los contribuyentes ordinarios con motivo de la adquisición o importación de bienes muebles corporales o servicios siempre que: (i) correspondan a costos, gastos o egresos propios de la actividad económica habitual del contribuyente ordinario, (ii) no excedan del impuesto que era legalmente procedente, y (iii) estén amparados en declaraciones, liquidaciones efectuadas por la Administración Aduanera y Tributaria o en los documentos que cumplan los requisitos mínimos establecidos en el Decreto- Ley.

  4. El derecho a deducir el crédito fiscal no podrá ejercerse después de transcurridos doce (12) períodos impositivos, contados a partir de la fecha de emisión de la correspondiente factura o nota de débito, de la fecha de declaración de aduanas o de la fecha del comprobante de pago del impuesto en caso de recepción de servicios provenientes del exterior.

  5. No serán deducibles los créditos fiscales: (i) incluidos en facturas y demás documentos falsos o no fidedignos u otorgados por quienes no fuesen contribuyentes ordinarios, (ii) no vinculados directa y exclusivamente a la actividad empresarial o profesional del contribuyente ordinario, y (iii) soportados con ocasión a la recepción de servicios de comidas y bebidas, bebidas alcohólicas y espectáculos públicos.

  6. A los efectos del numeral anterior, no se entenderán vinculados directa y exclusivamente a la actividad empresarial o profesional del contribuyente ordinario, los créditos fiscales provenientes de la adquisición de: (i) bienes que se destinen habitualmente a dicha actividad y a la vez a otras de naturaleza no empresarial ni profesional por períodos de tiempo alternativos, (ii) bienes o servicios que se utilicen simultáneamente para actividades empresariales o profesionales y para necesidades privadas, (iii) bienes o derechos que no figuren en la contabilidad de la actividad empresarial o profesional del contribuyente ordinario, y (iv) bienes destinados a ser utilizados en la satisfacción de necesidades personales o particulares de los empresarios o profesionales, de sus familiares o del personal dependiente de los mismos.

  7. La Administración Tributaria dictará las normas que establezcan los requisitos, formalidades y especificaciones que deben cumplir las facturas y demás documentos conforme a lo previsto en el Decreto-Ley. Dichas normas deberán establecer la obligatoriedad de la facturación electrónica, permitiendo la emisión de documentos por medios no electrónicos, únicamente cuando existan limitaciones tecnológicas.

  8. Se eliminó la obligación para los contribuyentes que desarrollan actividades en más de un establecimiento o sucursal, de emitir las facturas con numeración consecutiva y única por cada establecimiento o sucursal, lo cual es igualmente aplicable al requisito del llevar un número de control. Adicionalmente, se eliminó la obligación de los agentes de retención de emplear una numeración distinta a la utilizada para emitir los documentos propios de sus actividades.

  9. Se establece una alícuota impositiva adicional del 15% aplicable a las ventas, operaciones asimiladas a las ventas, importaciones y prestaciones de servicios, sean habituales o no, de los bienes y prestaciones de servicios de consumo suntuario que se especifican en el Decreto- Ley.

  10. La alícuota impositiva general aplicable a las operaciones gravadas será del 12%, hasta tanto el ejecutivo nacional establezca una alícuota distinta conforme al Decreto-ley.



El Decreto-Ley entró en vigencia y debe aplicarse a partir del 1 de diciembre de 2014.

 

Para tener acceso al Decreto-Ley, haga clic aquí.

 

 

"NOTA: ESTA INFORMACIÓN NO DEBE INTERPRETARSE COMO UNA ASESORÍA LEGAL EN  ASUNTO ESPECÍFICO ALGUNO Y SU CONTENIDO TIENE EL FIN DE SERVIR COMO UN AVISO GERENCIAL EN CUANTO A LOS SUCESOS ACTUALES EN  VENEZUELA. CUALQUIER  PREGUNTA LEGAL RELACIONADA CON LA POSIBLE APLICACIÓN DE UNA NUEVA LEGISLACIÓN O  DE UNA LEGISLACIÓN PROPUESTA A UN ASUNTO ESPECÍFICO  DEBE DIRIGIRSE A TRAVIESO EVANS ARRIA RENGEL & PAZ."