Travieso Evans Arria Rengel & Paz

Noticias

Ley de Impuesto Sobre la Renta

En la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 6.152 del 18 de noviembre de 2014, quedó publicado el Decreto No. 1.435 de fecha 17 de noviembre de 2014, mediante el cual el Presidente de la República dictó el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reforma de la Ley de Impuesto Sobre la Renta (el “Decreto-Ley”), mediante el cual se modificó la Ley de Impuesto Sobre la Renta, publicada en la Gaceta Oficial No. 38.628 del 16 de febrero de 2007.

Entre los cambios más relevantes, el Decreto-Ley establece las siguientes modificaciones:

  1. Se eliminó la exención para las instituciones dedicadas exclusivamente a actividades religiosas, artísticas, científicas, de conservación, defensa y mejoramiento del ambiente, tecnológicas, culturales, deportivas, las asociaciones profesionales o gremiales, las instituciones universitarias y las educacionales, por los enriquecimientos obtenidos como medios para lograr sus fines, aun cuando no persigan fines de lucro.

  2. Se eliminó la exención para las sociedades cooperativas que operen bajo las condiciones generales fijadas por el Ejecutivo Nacional.

  3. Se estableció que serán deducibles de la renta bruta para obtener el enriquecimiento neto global del contribuyente: (i) los sueldos, salarios, emolumentos, dietas, pensiones, obvenciones, comisiones y demás remuneraciones similares, por servicios prestados al contribuyente, así como los egresos por concepto de servicios profesionales no mercantiles recibidos en el ejercicio, siempre y cuando el contribuyente haya cumplido con todas las obligaciones inherentes a su condición de patrono establecidos en el Decreto-Ley; (ii) las pérdidas sufridas en los bienes que constituyen el activo fijo destinados a la producción de la renta, por caso fortuito o fuerza mayor, no compensadas por seguros u otras indemnizaciones, siempre y cuando dichas pérdidas no sean imputables al costo; y (iii) Las primas de seguro que cubran los riesgos a que están expuestos los bienes y personas distintas del contribuyente, considerado individualmente, empleados en la producción de la renta o destinados a la venta, y los demás riesgos que corra el negocio en razón de esos bienes, o por la acción u omisión de esas personas, tales como los de incendios y riesgos conexos, los de responsabilidad civil, los relativos al personal con ocasión del trabajo y los que amparen a dicho personal conforme a contratos colectivos de trabajo.

  4. Se estableció que no se admitirá la deducción de pérdidas por destrucción de bienes de inventario o de bienes destinados a la venta; ni tampoco la de activos fijos destinados a la producción de la renta, que no cumplan con los siguientes requisitos: (i) que las pérdidas sean por caso fortuito o fuerza mayor, (ii) no compensadas por seguros u otras indemnizaciones, y (iii) que dichas pérdidas no sean imputables al costo.

  5. Se considera como enriquecimiento neto toda contraprestación o utilidad, regular o accidental, derivada de la prestación de servicios personales bajo relación de dependencia, independientemente de su carácter salarial, distintas a viáticos y bono de alimentación.

  6. Se estableció que las pérdidas netas de explotación de fuente venezolana podrán imputarse al enriquecimiento de igual fuente siempre que dichos enriquecimientos se obtuvieren dentro de los tres (3) períodos de imposición siguientes a aquel en que ocurrió la pérdida y dicha imputación no exceda en cada período del 25% del enriquecimiento obtenido.

  7. En materia de retenciones, se estableció que la Administración Tributaria, mediante providencia de carácter general, podrá designar como responsables del pago del impuesto en calidad de agentes de retención o percepción, así como fijar porcentajes de retención y percepción, a quienes por sus funciones públicas o por razón de sus actividades privadas intervengan en operaciones gravadas con el Impuesto Sobre la Renta (“ISLR”) o efectúen pagos directos o indirectos, así como los deudores de enriquecimientos netos ingresos brutos o renta bruta a que se contrae el presente Decreto.

  8. Se estableció que los contribuyentes que realicen actividades bancarias, financieras, de seguros y reaseguros quedarán excluidos del sistema de ajuste por inflación previsto en el Decreto.

  9. Se estableció que el Índice de Precios al Consumidor será fijado por la autoridad competente, que a los efectos de este Decreto-Ley sea designada.

  10. Se estableció que las pérdidas netas por inflación no compensadas, no podrán ser trasladadas a los ejercicios siguientes.

  11. Se estableció que la Administración Tributaria, mediante Providencia de carácter general, dictará las normas que regulen los asientos contables que deberán efectuar los contribuyentes que realicen actividades bancarias, de seguros y reaseguros, en virtud de su exclusión del sistema de ajustes por inflación previsto en el Decreto-Ley.

  12. Se estableció que hasta tanto la Administración Tributaria, dicte las Providencias previstas en materia de retenciones se seguirán aplicando las disposiciones previstas en el Decreto 1.808 del 23 de abril de 1.997 publicado en Gaceta Oficial No. 36.203.

  13. Se estableció que el Ejecutivo Nacional podrá modificar o establecer alícuotas distintas para determinados sujetos pasivos o sectores económicos, pero las mismas no podrán exceder los límites previstos en el Decreto-Ley.

 

El Decreto-Ley entró en vigencia el 18 de noviembre de 2014 y se aplicará a los ejercicios que se inicien durante su vigencia.

 

Para tener acceso al Decreto-Ley, haga clic aquí.

 

 

"NOTA: ESTA INFORMACIÓN NO DEBE INTERPRETARSE COMO UNA ASESORÍA LEGAL EN  ASUNTO ESPECÍFICO ALGUNO Y SU CONTENIDO TIENE EL FIN DE SERVIR COMO UN AVISO GERENCIAL EN CUANTO A LOS SUCESOS ACTUALES EN  VENEZUELA. CUALQUIER  PREGUNTA LEGAL RELACIONADA CON LA POSIBLE APLICACIÓN DE UNA NUEVA LEGISLACIÓN O  DE UNA LEGISLACIÓN PROPUESTA A UN ASUNTO ESPECÍFICO  DEBE DIRIGIRSE A TRAVIESO EVANS ARRIA RENGEL & PAZ."